937 902 344  PEDIR PRESUPUESTO

Pídenos presupuesto para hacer realidad tu proyecto Pide presupuesto

Menu

Cuáles son los problemas más comunes de las sillas de oficina y cómo solucionarlos

By In Diseño y decoración de oficinas On 2 mayo, 2014


 

Son ocho, o más, las horas que acabamos pasando dentro de la oficina. No es poca cosa, sobre todo si tenemos que pasar esas horas sentados y no disponemos de una buena silla de oficina. Pues al final, notaremos las consecuencias en las articulaciones de nuestro cuerpo.

Aun así, hoy en día hay muchas personas que ven la silla como un lugar de trabajo, y un objeto inferior a lo que realmente es. Y con total seguridad, acaban siendo las personas que no paran de moverse en la oficina y las que más rápido quieren volver a casa. Seguramente, su ansia por volver a casa se traduce en el hecho de que se sienten incómodos en sus asientos y sienten molestias en la espalda.

Con el fin de trabajar de una manera más productiva, es importante asegurarse de un lugar de trabajo cómodo para todos. Pero, ¿qué sucede cuando de repente  nos encontramos con problemas en estas sillas de oficina? La mayoría de los problemas de las sillas del lugar de trabajo no requieren tan siquiera la atención de un profesional.

 

LAS SILLAS DE OFICINA SE ROMPEN

Si siempre has tenido la misma silla de oficina, éste es uno de los problemas más comunes, ya que suelen hundirse o romperse por diversas razones a lo largo del tiempo. La primera razón se debe al elevador del neumático de la silla de oficina una vez se ha desgastado y ya no será capaz de soportar el peso. Cuando esto suceda, será conveniente sustituir el botón de ascensión defectuoso en el mismo distribuidor o proveedor de la silla.

Otra razón por la que las sillas se hunden es cuando su palanca de ajuste de altura se daña y además se salen de la alineación. Esto sucede cuando la elevación de gas se fija permanentemente y libera todo el peso que se le aplica,  por la cual cosa la alineación se acaba rompiendo. Si se desea solucionar este problema, habrá que ver si la palanca de ajuste de la altura está desalineada. Gira la silla, localiza dicha palanca y prueba a pulsar de nuevo en su posición normal.

 

TU SILLA DE OFICINA PRODUCE ELECTRICIDAD ESTÁTICA

Sufrir choques de electricidad estática mientras estamos sentados en nuestra silla de oficina es un problema algo más que común y puede llegar a ser incluso doloroso. A veces, este problema es simplemente consecuencia de la tapicería de la silla de oficina e incluso de la alfombra de la oficina que se ve aún más agravado con el aire acondicionado de la oficina.

De esta manera, una posible solución al problema de la electricidad estática, cuando es de forma recurrente, es comprar un humidificador portátil (ver aquí) ya que la humedad puede ayudar a disminuir la electricidad.

 

LAS SILLAS DE OFICINA CHIRRÍAN

Para un empleado tratando de hacer bien su trabajo, el chirrido persistente de la silla de oficina puede llegar a frustrar y repercutir en la productividad en el trabajo. Una silla de oficina chirriante generalmente es el resultado de cualquiera de estas dos razones: en primer lugar, porque hay una constante fricción entre dos piezas de metal, o por las fijaciones sueltas que sujetan la parte posterior de la silla.

Con tal de resolver el problema molesto de los chirridos, conviene pasar un espray especial que reduce la fricción y proporciona lubricación para mejorar el movimiento.

 

LAS SILLAS DE OFICINA NO SE RECLINAN

Sin duda, el más habitual de los problemas. Si una silla no se reclina bien, acaba degenerando en una desatención del trabajo que se debería estar haciendo y que tiende a centrarse en lo incómodos que estamos sentados.

Cuando la silla no se reclina más, una causa muy probable es que el respaldo se haya ajustado a una posición de bloqueo pues la mayoría de los modelos vienen con esta función. Para liberarlo de la posición de bloqueo, solamente será necesario mover las palancas de control y reubicarlas en la parte inferior de la silla. Con tal de solucionarlo, simplemente habrá que buscar un botón redondo que se encuentra debajo del asiento y girarlo en la dirección de las agujar del reloj de manera que aumentará la tensión de la parte posterior.
¿Te han parecido interesantes estas informaciones? ¿Quieres seguir consultando consejos acerca de las sillas de oficina? Pincha el enlace y continuarás conociendo más curiosidades.


About the Author

admin