937 902 344  PEDIR PRESUPUESTO

Pídenos presupuesto para hacer realidad tu proyecto Pide presupuesto

Menu

Techos registrables para espacios de altos vuelos

By In Instalación falsos techos On 15 enero, 2011


Imagínese por un momento que a un edificio antiguo que queremos acondicionar como negocio para la venta al público o una vivienda que hay que remozar, de arriba a abajo, por su deterioro; tuviéramos que añadirles los gastos de la actualización de sus conducciones de gas, de sus cableados de seguridad, tal y como exigen las normativas vigentes, o que tuviéramos que abrir paredes para ubicar sistemas contraincendios.

Cualquier obra, por simple que fuera, nos llevaría a desembolsar una cantidad de dinero que, tal vez, no mereciera la pena, a fin de cuentas.

Sin embargo, hay una vía intermedia para dar solución a los proyectos de obra que exigen actualizaciones costosas y con obras que, en la práctica, es poco menos que volver a construir la parte del edificio que nos interesa.

La solución somos nosotros, una firma entregada al diseño de soluciones constructivas, que permiten aprovechar los recursos edificativos existentes, actualizarlos, remozarlos y poner un nuevo valor para su uso. La fórmula se denomina ‘techos registrables’. Nuestros techos registrables.

Los techos registrables son falsos techos que cierran habitaciones, estancias y salas por arriba. En el hueco disponible, entre el techo original y el que proporciona el diseño, se pueden ubicar, perfectamente escamoteadas, lejos de la vista del público, todas las instalaciones que la configuración antigua de las instalaciones y del viejo edificio no permitían.

Los techos registrables superan a las superficies superiores continuas con pladur desde el momento en el que se puede acceder al nuevo cableado oculto de la red eléctrica, a toda la instalación de aire acondicionado o a las conducciones de fibra óptica del sistema informático desde un punto a otro, o, aún más, a los servicios de agua y de extensión de incendios, que sólo se adivinan por las toberas de salida, no por el recorrido de sus trazados ocultos que siguen el sentido de las orientaciones del sistema para dar servicio, no siguiendo patrones estéticos. Una ventaja.

Simplemente no se ven, y se ubican de acuerdo con las necesidades. Con el beneficio añadido de que pueden ser sustituidos sin realizar obra alguna y reparado y controlado su funcionamiento sólo con quitar la loseta del techo que esté interesada en la inspección. Apenas éso, tan sencillo como éso.

Y es que las placas de los techos registrables se fabrican también a medida, a medida de las necesidades de cliente, aunque las que podríamos llamar standard son las rectangulares de 1,20X0,60 metros y las regulares cuadradas de 0,60X0,60 metros.

La estructura que soporta el peso de los techos registrables son muy variadas.

La estructura que soporta el peso de los techos registrables de los diseños son fundamentalmente las que se basan en las estructuras de perfil visto de 15 y de 24 milímetros, la de perfil oculto de placa con canto bisel o la de perfil semioculto para techos de viruta con material omega galvanizada, sólo por citar algunas de las soluciones que más se reclaman actualmente.

La oferta explotó hace unos años en España como consecuencia de las por entonces necesidades constructivas, las renovadas fórmulas para nuevos ambientes domésticos y para los más diversos registros escamoteables. Disponemos de Fabrica y Delegación propia de techos registrables en Sabadell y Exposición de techos registrables en Girona.

En algo más de una década, se pasó de la colocación de plancha staff y cierres altos en fibra mineral a un surtido del que da cuenta la abundancia de catálogos y la creatividad en este tipo de instalaciones, que tampoco ha parado de crecer en este tiempo con la aplicación de soluciones y materiales mixtos.

Los falsos techos tienen la ventaja de adaptar sus sistemas de embaldosados superiores a las necesidades reales y físicas del lugar y para el uso que se le va a dar a las instalaciones. Todo, sin descuidar la relación calidad precio.

Techos metálicos con cierres alto lisos, perforadas o incluso con unas pequeñísmas aberturas que incluyen un sistema de velo para obtener una mejor disipación de las ondas sonoras, para conseguir la acústica o la estanqueidad sonora o climática con lana de roca, que el cliente necesita en sus espacios de trabajo o de estudio.

Pero la funcionalidad de los techos registrables, no tiene por qué estar reñidos con la elegancia, bandejas de chapa barnizada o madera melaminada pueden aportar la presencia, la seriedad y el rigor y status que necesita transmitir una zona de reuniones, un área de dirección, pensadas para crear un valor de referencia.

Techos registrables para espacios de altos vuelos.


About the Author

admin

Related Posts